Dispone de 14 días naturales para completar el proceso de devolución en caso de no sentirse satisfecho con el producto. Para ello debe contactar lo antes posible con Ipsomedical e informarnos de que desea la devolución del mismo y le informaremos de la dirección de devolución del artículo pues puede variar según si desea utilizar agencia de transporte nuestra o suya, correos, etc. El producto deberá estar en nuestras instalaciones de vuelta antes de los citados 14 días naturales, por tanto, y para facilitarle el proceso, le ofrecemos la agencia de transportes que podrá gestionar el retorno del mismo.


Tenga en cuenta que los costes de envío y los generados por la vuelta irán a cuenta del cliente, según peso y medidas del embalaje, le daremos presupuesto antes de finalizar el proceso. Le devolución del importe siempre será descontando los gastos de envío generados por ida y vuelta del artículo, al margen de promociones aplicadas en la venta, si usted devuelve un artículo, se anulará la promoción o regalo aplicado en la venta y se le descontará del importe a la hora de la devolución. El producto deberá retornar en perfectas condiciones, sin signos de uso y con los embalajes y etiquetas originales, de no ser así, no podremos gestionar la devolución.


Trabajamos con los mejores fabricantes del mercado, pero si en algún caso, el material sufriera un defecto de fabricación, se lo sustituiremos por otro de iguales características sin coste alguno para usted, si es una pieza la que llegó en mal estado, se sustituirá del mismo modo sin coste para usted. Si el producto llegara en mal estado, roto o incompleto a causa del transporte, el cliente deberá llamar dentro de las 24 horas de su recepción al teléfono 952 179 395 para hacer la reclamación oportuna al transportista. En este caso y para no interferir en el peritaje de la compañía de seguros, le rogamos que no utilice ni manipule en modo alguno el producto defectuoso. Todo producto que no sea devuelto en perfecto estado, con sus embalajes originales o fuera de plazo, no podrá ser devuelto. Todo producto considerado de uso personal o en contacto con la piel o mucosas no podrá ser devuelto o cambiado por motivos de higiene (colchones de aire, elevadores de inodoro, textiles, arneses grúas, etc...) aunque sí será sustituido o reparado en caso de defecto de fabricación.